Un verano con vistas - Visible Comunicación
  • Un verano con vistas

    Publicado el 6 de agosto de 2015 por en Medicina estética, Notas de prensa

    Un verano con vistas

    El verano puede ser el momento propicio para adoptar una determinación que nos va a beneficiar para toda la vida. Esa decisión no es otra que dejar de estar vinculados a la gafa y las lentillas. La manera es acudir a la cirugía más avanzada 100% láser que nos ofrece rapidez, seguridad, una rápida recuperación sin dolores ni molestias asociadas.

    Y ¿por qué en verano? Hay razones de peso para animarnos a tener un verano con vistas y estrenar ojos nuevos:

    • Tenemos más tiempo libre.
    • No precisamos de una baja laboral.
    • Podemos apartarnos del estrés.
    • La recuperación es más tranquila.
    • Sin presiones.
    • Empezar la siguiente estación con un propósito cumplido.

    Los ojos son un órgano fundamental para nuestra vida y hoy en día se cuenta con técnicas quirúrgicas avanzadas tecnológicamente para el abordaje de patologías como las cataratas, miopías, hipermetropía y astigmatismo con cirugía láser refractiva que permiten llevar a cabo operaciones sencillas, sin dolor y con una recuperación rápida.

    No llevar gafas tiene muchas ventajas:

    • Nos despojaremos de lentes gruesa y pesadas en el caso de lentes graduadas de muchas dioptrías.
    • Se acabará el ver borroso cuando las gafas se empañan al pasar de un ambiente frío a otro de calor.
    • Ganamos en comodidad a la hora de estar tumbados en un sillón ya sea para leer o para ver la tele o simplemente para descansar.
    • A la hora de levantarnos no tendremos que tantear a nuestro alrededor en busca de la gafa para poder ver.
    • El maquillaje en los ojos luce mejor.

    Seguir leyendo ▼

    En el caso de las personas que han optado por utilizar lentillas, podrán olvidarse de desventajas como:

    • Las dificultades hábiles para ponérselas.
    • Estar pendientes de esa molesta sequedad del ojo derivado de llevarlas durante demasiado tiempo.
    • Las lentes necesitan de un correcto mantenimiento para evitar que se ensucien y generen infecciones.
    • En el caso de lentes de contacto multifocales, hay personas que presentan problemas a la hora de cambiar de la distancia corta a la larga o requieren de más tiempo para adaptarse.

    La córnea, el iris, el cristalino y la retina son las partes más importantes del ojo. Se calcula que unos 18 millones de personas, a partir de los 40 años, en España tienen presbicia o vista cansada; un 25% de la población nacional (unos 11 millones) padece miopía; y unos ocho millones de españoles pacientes con hipermetropía y de éstos un 30% tienen asociado el astigmatismo.

    El paso por el quirófano para corregir los defectos de refracción del ojo, responsables de la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía, a través del láser ha favorecido el apartar las gafas y las lentes de contacto de millones de personas en todo el mundo.