Si ya tengo página web, Facebook y Twitter, ¿para qué quiero un blog? - Visible Comunicación
  • Si ya tengo página web, Facebook y Twitter, ¿para qué quiero un blog?

    Publicado el 13 de noviembre de 2014 por en Blog, Marketing Digital, Visible

    blogs-bitacoras-blogger

    En esto de las redes sociales se habla mucho de “contenidos de calidad”. Pues bien, si nos fijamos, la mayoría de enlaces que se comparten en Facebook, y sobre todo en Twitter, son vínculos a entradas o posts de blogs. Incluso podríamos considerar a periódicos como El País o El Mundo como blogs gigantescos, ya que cumplen las cuatro premisas básicas de un blog o bitácora:

    1) La información se organiza cronológicamente, las últimas publicaciones son las primeras.
    2) La navegación se plantea mediante categorías y etiquetas.
    3) Existe la posibilidad de que los usuarios dejen comentarios (un blog no deja de ser, en realidad, una red social).
    4) Pueden seguirnos a través de los canales de suscripción.

    Y te preguntarás: “¿Para qué necesito yo un blog?”. Está claro que no todo el mundo necesita un blog, y tampoco vamos a intentar convencerte de que es precisamente lo que requiere tu empresa o negocio. Ahora bien, los blogs ofrecen una serie de ventajas determinadas a las que conviene prestar atención, como estas tres que a continuación describimos:

    Representa tu lado más cercano, más personal.

    Normalmente la página web cumple la función más rápida y directa, se compone de pocas secciones que explican lo fundamental de un negocio, entidad, empresa… Contiene los apartados de “Quiénes somos”, “Nuestros servicios”, “Localización”, “Contacto”, etcétera. Es decir, lo mínimo necesario para que los visitantes se interesen por nosotros y nos compren o contraten.

    Es en un blog donde podemos explayarnos, ofrecer nuestro sesgo más personal y cercano, nuestro verdadero rostro. Podríamos considerar perfectamente el blog como el diario íntimo de la empresa. Lo que nos entusiasma, lo que nos preocupa, lo que pensamos, lo que experimentamos.

    También podemos emplearlo para los artículos especializados que se refieren a nuestra labor profesional. Así despejamos la web de información, haciéndola más navegable y eficaz, sin saturar excesivamente al cliente potencial que visita nuestro sitio. Para “entretenerse” ya disponemos del blog.

    Puedes extenderte todo lo que quieras.

    Luego están las redes sociales. Todos sabemos de su inmediatez, incluso de su llámemosle “apabullante frivolidad”. Las redes son ideales para una gran y rápida difusión, pero no suelen usarse para extenderse y profundizar acerca de un tema en concreto. Se compite con una enorme avalancha de información, así que mejor ser escuetos y precisos para asegurarte de que te lean. Para eso tenemos los blogs: es el espacio idóneo para publicar artículos donde exponemos, con la extensión que se nos antoje, nuestras experiencias, conocimientos o puntos de vista.

    Es un refuerzo considerable en el posicionamiento en Internet.

    Los blogs que cumplen el requisito de estar centrados en una temática bien definida y que se actualizan con regularidad, tienden a ser un buen apoyo en el posicionamiento de una marca en los buscadores como Google. Es incluso más fácil que te encuentren antes en Internet por una entrada de tu blog que por una sección de tu web. Este es un aspecto fundamental por el que se utiliza mucho a nivel empresarial la gestión de un blog, ya sea interno (instalado en nuestro propio servidor de hosting) o externo (en plataformas gratuitas como Blogger o Tumblr).

    Resumiendo, que es gerundio.

    En definitiva, matamos muchos pájaros de un tiro cuando creamos y desarrollamos adecuadamente un blog: generamos contenidos (de calidad), conseguimos mucha más presencia en Internet, nos acercamos más a nuestro público objetivo, podemos potenciar nuestro prestigio personal o como marca, es una buena manera de potenciar nuestras redes sociales a través de enlaces, podemos generar conversaciones con los usuarios a través de los comentarios, tenemos la libertad de extendernos ampliamente, pueden seguirnos más de cerca de través de los canales de suscripción (RSS)…

    ¿Qué te parece? ¿Es una buena herramienta a tener en cuenta, no?

    Próximamente dedicaremos otra entrada a ver los puntos esenciales para que un blog tenga presencia y funcionalidad. En Visible también trabajamos con blogs, tanto en creación, como diseño, como gestión. Si tienes cualquier duda, no dudes en transmitírnoslo.


    Pepe Martín. Colaborador de Visible Comunicación Estratégica.